domingo, 11 de enero de 2009

Lengua de ternera al cava

En la búsqueda de carnes fáciles de masticar para dientes diminutos, he querido redescubrir la lengua de ternera, un plato que hacía con frecuencia mi abuela y que mi madre, por exceso de escrúpulos, jamás osó trabajar.

Sin embargo, se trata de una carne blandita, fácil de trabajar y con un sabor exquisito.

Ayer hice esta receta y estaba escandalosamente rica. Ahí va:

Ingredientes:
1 lengua de ternera
1 cebolla
2 puerros
3 zanahorias
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
3 patatas medianas
Sal, aceite, pimienta

Lo primero es cocer la lengua durante hora y media (o tres cuartos de hora en olla rápida), junto con la cebolla, los puerros y las zanahorias.
Una vez cocida y en tibio, se pela. La piel es gruesa, pero sale sola. Lo que hace este hervor es la función de "escaldado".
Una vez pelada, se corta en rodajas.

En una cazuela se rehogan en aceite virgen extra las zanahorias (yo utilicé las que ya estaban cocidas), los pimientos y las patatas cortadas en cuadraditos, durante unos 10 minutos.
Una vez rehogados, se añade caldo (de la cocción) y una copa de cava y se deja reducir la salsa.

Por otro lado, se rebozan en huevo y harina las rodajas de lengua y se fríen.
Cuando la salsa está reducida, se añade la lengua y se deja en el fuego (lento) otros diez minutos para que ligue.

Delicioso. Y apto para todos los públicos.

2 comentarios:

MaryLou dijo...

No he probado nunca la lengua, quizá, como tu madre, por exceso de escrúpulos...ja,ja,ja... pero bueno, esta recetuki tiene buena pinta y la probaré.

Besos

Niña dijo...

Qué curioso lo de la lengua. Recuerdo que la hacía cuando mis hijos eran pequeños, hasta que se enteraron de lo que era y ya no la quisieron más. La verdad es que da un poco de reparo, pero es cierto que está buena