martes, 24 de julio de 2007

Café Vienés


A pesar de que el café no es para mí ninguna delicia. El café vienés, tomado en una Café de Viena con unas riquísimas tartas de chocolate, son una auténtica pasada (sobre todo en una tarde otoñal). Así que como a mí me gusta, espero que a vosotros también. Y si visitáis Viena no os perdáis el Café Karlsplatz, en pleno centro, un pequeño café con terraza en el verano desde donde hay privilegiada vista de Karlsplatz y Karlskirche. Si estáis cerca de la Opera es imprescindible pasarse por el Café del Hotel Sacher donde podréis flipar probando la Tarta Sacher (sachertorte) que nos venden aquí los de Frigo o Frudesa y que se aproximan a la primera en que llevan chocolate. Poco más. Ya os colgaré una recetita de la sachertorte


A lo que vamos


Ingredientes para 4 personas:
1/2 litro de café,
200 gr. de nata líquida,
4 cucharadas de azúcar,
4 yemas de huevo.
Canela

Método: Preparar medio litro de café y mientras tanto batir las yemas con dos cucharadas de agua fría y la mitad de la nata (todavía líquida). Dividir este compuesto en cuatro tazas y verter encima el café caliente y azucarado. Mezclar bien y cubrir con lo que queda de la nata, pero montada y espolvorear con un poquito de canela

Tomáis una porción de la Tarta de galletas y Chocolate anterior y os sentáis mirando la luna o el dedo.

salud

2 comentarios:

Cristina Mascareñas dijo...

Corroboro lo que dice... VIENA ES UNA AUTENTICA PRECIOSIDAD! Vale la pena ir. La estación de metro de Karlspatz és una joya arquitectónica. Saludos, Cristina

Los pasos que no doy dijo...

Diossss, Antonio, qué cosa más rica¡ creo que esta noche me voy a hacer uno y mientras me lo tomo a ratitos miraré la luna, y a ratitos me miraré el dedo.

Gracias por la receta.