viernes, 27 de abril de 2007

Las torrijas de mi madre (con innovaciones mías)



Ingredientes (para tres, uno de ellos con 15 años y hambre de lobo estepario y un par de golosonas):

Un paquete de pan de molde "Semilla de oro"
Un par de ramas de canela
3/4 huevos
Azúcar (al gusto)
Canela en polvo
Una mondadura de naranja.
1/2 zumo de naranja
Cogñac (o cualquier licor que os guste)
Un litro de leche
Aceite

Ponemos a calentar la leche con las dos ramas de canela, la mondadura de naranja, el medio zumo de naranja, un chorrito (!sólo un chorrito¡) del licor elegido y el azúcar. Yo suelo calentarla hasta que esté a punto de hervir, se empapa mejor el pan.

Mientras, calentamos abundante aceite en la sarten más grande que tengamos. Cortamos las rebanadas de pan por la mitad y batimos un par de huevos (yo luego voy añadiendo conforme se van acabando los huevos).

Preparamos un plato en el que están mezclados azúcar y canela en polvo.

Una vez bien caliente el aceite, vamos empapando cada media rebanada en la leche caliente, la pasamos por el huevo y las vamos friendo.

Una vez fritas se pasan por la mezcla de azúcar y canela y se van depositando en una fuente grande.

Luego se comen y luego se quedan en las caderas, aunque yo creo que merece la pena.


Consejos:

Los huevos se pueden aprovechar algo más echando en el batido un poco de leche.

Al cabo de un par de horas de haberlas frito, darles la vuelta con el fin de que las que han quedado abajo (más empapadas) se sustituyan por las de arriba.

No conviene que el pan esté demasiado blando pues se rompe con facilidad al empaparlo en leche. A mí como mejor me han salido es dejando abierto el paquete toda la noche.

Templadas están de morirse pero... ¡ojo¡ son muy indigestas.

Otra variante son las torrijas con vino. El procedimiento es el mismo sustituyendo la leche por un vino bueno. El resultado es exquisito, os lo aseguro.

Y, por último, ojito ojito que la canela es afrodisiaca..., (jeje)

Salud, compañeros (y buenos alimentos¡)



2 comentarios:

animalpolítico dijo...

Las torrijas son uno de los "más dulces" recuerdos de mi infancia...

OLGUIS dijo...

maripuchi te has pasado con el blog esta fenomenal.
Mil felicidades
olga