miércoles, 9 de mayo de 2007

Torrada amb escalivada

Bueno, voy a estrenarme aunque algo intimidado por lo que váis proponiendo por aquí. Mis padres son de fuera pero llevan toda la vida en Catalunya y yo soy nacido aquí, así que la cocina de mi casa siempre ha tenido un mestizaje muy curioso. Pero como supongo que no va a haber mucha aportación de cocina catalana, voy a ir por ese lado con algo muy típico, muy fácil y que seguro que hacéis en otros lugares de forma parecida.

Esta receta la vamos a proponer scout y yo. Ella no se atrevió a apuntarse porque decía que no sabía de cocina pero su parte del plato estoy seguro de que la podrá superar con nota y tal vez así se anime a cocinar cosas más elaboradas.

Como mi concepto de cocina es tan básico como crear cualquier cosa que pueda con lo que tenga en la nevera (lo cual es meritorio en ocasiones), para lucirme tiraré por la parte lingüística arriesgándome a que animal tenga que corregirme. En catalán, la palabra caliu significa rescoldo, una brasa menuda. Según tengo entendido la evolución de la "u" hacia una "v" y el añadido del artículo "es" (que no se usa mucho aquí pero es típico de Mallorca, por ejemplo) dio lugar al verbo escalivar o cocinar a la brasa. Y es que la escalivada no es otra cosa que verduras asadas o a la brasa. Aparte de este plato, si vas por Catalunya y ves algo escalivat ahora ya sabes que está asado.

Me perdonaréis que no de cantidades y tiempos exactos, puesto que hace tiempo que no lo hago y funciono mucho a ojo, como mi madre. Los ingredientes que lleva la escalivada son básicamente pimiento rojo, berenjena y cebolla. Las cantidades dependerán de los que seáis a la mesa o si queréis hacer de sobras, pero debería haber más o menos la misma de pimiento y berenjena y algo menos de cebolla. Por dar una idea, 3-4 pimientos y las mismas berenjenas y 2-3 cebollas. Como indica el nombre, la manera original de asar las verduras es a la brasa, pero normalmente se hacen al horno. Para darle el tono serio de receta del que esto carece diré que hay que precalentar el horno a 200º y luego reducirlo a 180º, aunque en realidad no tengo ni idea. Las verduras se dejan, creo recordar, unos 30-40 minutos, pero vamos, que tampoco te vas a herniar si vas mirando cuando están hechas y seguro que ya lo has hecho antes. Sácalas y envuélvelas por separado para que reposen 15 o 20 minutos. No es que las verduras se agoten cuando se asan, es que luego las podrás pelar mejor. Se puede usar papel de aluminio o de periódico, que conserva el calor. Hay muchos diarios que no sirven para mucho más, con lo que así ademas aprovechamos el papel y hacemos cocina ecológica. Ahora toca pelar las verduras y quitar las semillas. Ya casi estamos, es muy simple. Córtalo todo a tiras y lo colocas en una fuente. Aunque esto último no siempre se hace, se le pueden añadir unos dientes de ajo picados por encima. Sazona con algo de sal y deja que las verduras disfruten de un merecido baño con aceite de oliva. Es como una ensalada, la puedes servir de primer plato o como acompañamiento.

Presentación. Pues no sé, puedes ponerte un sombrero de copa y decir algo como "señoras y señores, con ustedes ¡escalivada!". En cuanto a la presentación del plato, si estás en casa y no hay problema de protocolo, lo puedes mezclar todo directamente y a correr. Pero es más elegante y además permites al comensal elegir las cantidades si divides el pimiento y la berenjena en la fuente y distribuyes las cebollas con ingenio. Hay una variante que he visto por ahí muy curiosa y que consiste en recrear la senyera catalana con las cuatro barras, como muestra la imagen. Pero fíjate que también es posible recrear la bandera egpañola. Igual puedes hasta aproximar el escudo constitucional con tiras de cebolla y ajo picado. O el aguilucho. No limites tu imaginación, que la comida también entra por los ojos.


Las torrades (traducido, simplemente tostadas) son algo bastante típico de los restaurantes de cocina catalana. Aunque hay una serie de torrades con productos típicos como los embutidos de la tierra o las anchoas de la Escala, puedes encontrarlas de casi todo lo que te puedas imaginar. No confundir con el famoso pà amb tomàquet, aunque este último se pueda hacer también con pan tostado. Esta segunda parte de la receta es la que ofrezco en nombre de scout. Para hacer una torrada el ingrediente básico es el pan, tiene que ser de ese redondo que aquí se denomina de pagès. A menudo se cortan unas rebanadas relativamente gruesas, pero hay a quien se le hace muy cansino tanto pan, así que se pueden cortar al gusto. Para hacerlas, se tuestan y ya está. Ya te dije que podrías con ello, scout. Se coloca encima escalivada al gusto y ya tenemos finalmente nuestra "torrada amb escalivada". Podéis ser imaginativos y añadir alguna cosa más, aquí es habitual ponerle también algunas anchoas o atún, por ejemplo.

Un plato equilibrado, con carbohidratos, verduras y un poco de proteína animal si le pones la anchoa. Rápido, fresco y veraniego.

(...) l’expose dins el plat en tongades incitants,
l’enrame d’oli cru amb un pessic de sal
i suque molt de pa,
com fan els pobres,
en l’oli, que té sal i ha pres una sabor del pimentó torrat.

després, en un pessic
del dit gros i el dit índex, amb un tros de pa,
agafe un tros de pimentó, l’enlaire àvidament,
eucarísticament,

me’l mire en l’aire.
de vegades arribe a l’èxtasi, a l’orgasme.

cloc els ulls i me’l fot.

-Vicent Andrés Estellés

(Lo pongo en el plato por turnos incitantes, lo adorno con aceite crudo con un pellizco de sal y mojo mucho pan, como hacen los pobres, en el aceite, que tiene sal y ha cogido el sabor del pimiento asado. Después en un pellizco del dedo gordo y el índice, con un trozo de pan, cojo un trozo de pimiento y lo levanto ávidamente, eucarísticamente. Me lo miro en el aire. A veces llego al éxtasis, al orgasmo. Cierro los ojos y me lo zampo.)

6 comentarios:

Scout Finch dijo...

Ummm, qué rico. Y mi parte me ha quedado muy bien ¿verdad?, ja ja ja.

(Muchas gracias, Garib, por incluirme. Eres un encanto. A ver si me animo yo también a contribuir. A lo mejor le pido ayuda a mi madre)

Gracchus Babeuf dijo...

Delicioso. Algo parecido con bacalao 'desmigao' ¿es la exqueixada? o algo parecido.

Este plato a pesar de ser catalán, es perfecto para sobrevivir en el tórrido verano de la ominosa capital del reino.

garib dijo...

Sí babeuf, lo que comentas del bacalao es la esqueixada, aunque eso va más en la línea de una ensalada normal con las verduras sin asar. Es también muy fácil, igual pongo la receta. Este tipo de platos me da la sensación de que, siendo típicos de una región, más o menos existen en todas partes donde los ingredientes sean habituales. Por cierto, cuando escribía lo del sombrero para la presentación no me acordaba de ti,jajaja.

Se te ha quemado un poquito la tostada, scout, pero todo es práctica. Venga anímate y colabora.

garib dijo...

Se me olvidaba apuntar que, según el poeta (que es valencià, por cierto y se nota en el texto, para los curiosos), este plato sale más a cuenta que los que son afrodisiacos, porque lleva al éxtasis directamente. Te ahorras la invitación para cenar y puedes comer dos veces.

animalpolítico dijo...

Bien, como hay alusiones tengo que intervenir...

De entrada, el plato me parece muy apetecible, particularmente hoy, con estos 25º extemporáneos que a este animal acostumbrado a otras temperaturas siempre coge a traición. Siempre se me reduce el apetito cuando llega el calor así, de golpe. Eso sí, no corro precisamente peligro de anorexia...

Además hoy tengo partido de tenis con mi vecino el de las pilas Duracell, el que corre y corre y corre, así que llegaré a casa a la hora de la cena con una sudada encima de campeonato. Tras la ducha y tal, me vendrá bien algo fresquito.

Nota lingüística: no sé catalán, pero creo que ese "es" no es el artículo mallorquín, sino un reflejo del preverbio latino "ex". Intuyo (sin consultar) que es una formación semejante al castellano "es-caldar", que quiere decir etimológicamente 'calentar hasta el final', 'quemar'. Parecido con vuestro término catalán, que incluso podría tener el mismo origen, ser un cognado lingüístico.

Saludos

ANTONIO PARRA dijo...

Un plato que con distintas acepciones se come en media España. Muy rico, refrescante y contundente. Pero estoy totalmete enm desacuerdo con una de las afirmaciones :" Lo pongo en el plato por turnos incitantes, lo adorno con aceite crudo con un pellizco de sal y mojo mucho pan, como hacen los pobres,", al margen de otras consideraciones sobre esta frase, la que no comparto en absoluto es la de "mojar como hacen los pobres". A ver, los pobres no son los que mojan por ser pobres, los que mojamos lo hacemos porque nos gusta comer, y alguien que no moja en un plato con liquido (por ser rico, o "educado") sencillamente no sabe comer.
salud